Solicitar una Cita

Blog

DISMINUYE TU DOLOR

A nadie nos gusta sufrir, nos gustaría controlar  las emociones negativas. Sin embargo, no siempre sabemos hacerlo. Con frecuencia, ni siquiera sabemos lo que sentimos.

Existen ciertas señales, que pueden indicarnos que algo nos está afectando:

  • Estar aburridos constantemente.
  • Humillar a la gente, con “bromas” que les molestan.
  • Ver que la gente nos evita.
  • Encontrarle defectos a casi todas las cosas o personas.
  • Estar deprimidos, desganados, sin energía o apáticos, con frecuencia.
  • Tener molestias físicas, problemas para dormir, etc., sin que sean resultado de alguna enfermedad o medicina que estemos tomando.
  • Dedicarnos a alguna actividad en exceso, como comer, trabajar, comprar, hacer ejercicio, nuevas tecnologías…

 

Cualquiera de estas señales nos alertan que hay alguna situación y/o emoción que nos incomoda. Escondiéndola sólo la ayudamos a que se haga más fuerte y, sea ella, quien CONTROLE nuestra vida.

 

Te puedo ofrecer algunos “consejos” para  manejar emociones negativas. Son estrategias generales, hazlas tuyas, modifica lo necesario para que aparezca tu firma personal, hazlo “a tu estilo”:

+ Aceptar que las emociones negativas tienen un objetivo. Nos indican que algo nos está molestando o interfiriendo con nuestros deseos, valores, expectativas o actividades. Debemos hacer algo al respecto.

 + Ser consciente, reconocer que algo en nuestro interior o exterior, nos molesta, disgusta o nos hace sentir mal.

Parece obvio, pero no lo es.  La sociedad no nos enseña a estar en contacto con nuestras emociones, hay tanto ruido a nuestro alrededor (móvil, trabajo, ordenador, actividades, preocupaciones…) que encubren su presencia.

Desde pequeños, cuando algo nos causa dolor, nos enseñan que con un dulce, un juguete, un beso o haciendo algo, se nos va a pasar. Y cuanto antes… mejor.

+ Darle nombre al sentimiento. Confundimos unos sentimientos con otros.
Hay personas que se sienten enfadadas, cuando en realidad están deprimidas, asustadas o se sienten culpables.

+ Aprender a identificar la emoción, lo antes posible, nos ayuda a disminuir su malestar. Mientras mayor sea su intensidad, menos control tenemos sobre ella.

+ Analizar qué pensamientos están asociados a esa situación,  personas involucradas… Independientemente de la situación, nuestros pensamientos aumentan y mantienen nuestros sentimientos.

+ Practicar técnicas de relajación que nos ayuden a eliminar o disminuir las emociones negativas. El papel del terapeuta es esencial en este punto. Hay personas que saben hacerlo porque han aprendido en yoga, o en cualquier otro curso… ¡Fenomenal! Tienes trabajo adelantado. IMG_20151120_182538

+ Solucionar el problema concreto. Existen técnicas de: comunicación, manejo de tiempo, solución de problemas, cómo establecer prioridades, etc.

+ Cuando no existe solución al problema sólo nos queda aceptar la situación que estamos viviendo. También existen técnicas muy concretas para ello. Es cierto que depende mucho de cómo sea la persona, por eso no siempre funcionan los libros de autoayuda, cualquier consejo… una vez más el rol del psicólog@ es prioritario cuando lo anterior no funciona.

+ Vivir el presente. Que el pasado nos sirva sólo para aprender de él, no para vivir en él.
El futuro debe ser sólo una orientación hacia dónde vamos y cómo queremos llegar.
No para depositar todo lo malo que puede pasar y que no podemos solucionar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies